¿CÓMO LAVAR EL LINO ADECUADAMENTE?

¿CÓMO LAVAR EL LINO ADECUADAMENTE?

¿CÓMO LAVAR EL LINO ADECUADAMENTE?

¿LAVAR EN CASA O LLEVAR A TINTOTERÍA? HE AHÍ EL DILEMA


El lino es una fibra natural de origen vegetal, utilizada en la confección textil desde hace siglos. Es resistente y perfecta para el verano, porque resulta fresca y ligera, pero tiene un pequeño inconveniente: su escasa elasticidad. Si una prenda es hecha a partir de 100% lino, o con una alta proporción de esta fibra en su confección y no se trata adecuadamente según las indicaciones del fabricante, es muy probable que la condición de la misma pudiera verse afectada reduciendo el tiempo de vida útil que tiene por sí misma. 

Por eso hemos preparado unos consejos que te ayudar a mantener perfectas tus prendas de lino.

Las prendas hechas de lino siempre resultan ser siempre productos de alta costura, elegantes e idealizados para estar cómodos y frescos, sin embargo, no es tan “delicada” como pudieras pensar. Simplemente, dadas sus características, requiere cuidados específicos y no demasiado complicados, pero sí importantes para una conservación idónea.

Para el lavado, es básico seguir los consejos del fabricante que figuran en la etiqueta de cada prenda. El lino puede lavarse a mano o en lavadora, pero, en cualquier caso, hay que hacerlo en agua fría o a muy baja temperatura, porque esta fibra con el calor podría encoger y deformarse. Si optas por el lavado a máquina, elige un ciclo corto y evita el centrifugado. Si lavas a mano, no exprimas más de lo estrictamente necesario. También es buena idea proteger la prenda con una bolsa o rejilla de tela, para que sufra menos en la lavadora durante el proceso.

Utiliza productos que te ayuden a enjuagar y que elimine cualquier resto de jabón o suavizante depositado entre las fibras, es fundamental para evitar posibles manchas o decoloraciones.

Tender la ropa tiene también su chiste, pero nada complicado. Cuelga la ropa de tal manera que su secado natural (no utilices secadora) no desemboqué en arrugas extra que luego resulten difíciles de quitar. Así mismo debes tener en cuenta colgar las prendas lo más estiradas posible, cuidando que su caída sea lo más natural y dejando que el peso de la propia humedad retenida juegue a tu favor. Por ejemplo, en el caso de un vestido, puedes colocarlo directamente en una percha. Ten cuidado y elige la del material adecuado y de la envergadura correcta, porque la prenda tomará la forma de su soporte.
El lino es un tejido ligero y transpirable, por lo que se seca pronto. Tenlo en cuenta, porque la mejor manera de obtener buenos resultados con la plancha es utilizarla cuando la prenda conserva aún un mínimo grado de humedad (no mojada, solo húmeda). Las piezas de lino se planchan mejor con ayuda del vapor y nunca a máxima temperatura. Si quieres acabar con una arruga rebelde y debes insistir, coloca un paño fino y seco entre la plancha y la prenda, para conseguir que desaparezca sin dañar el tejido.

Por último, a la hora de guardar tus prendas en el armario, no las cubras con plásticos. Es preferible dejarlas al aire o bien protegerlas con una funda de algodón o papel de seda.


Da clic aquí para conocer más acerca de la historia del Lino y otros consejos de cuidados.

Facebook%20Abito.pngInstagram%20Abito.png 

Comentarios

  1. Andrés Mauricio Castro

    Agradezco la atención brindada por Oliver Sarabia, atención de 100. Si bien en estos tiempos de cuarentena al no poder ver la prenda físicamente, detalles como una buena atención marcan la diferencia. Excelente servicio Entrega de un día al día siguiente sin ningún problema Calidad de la prenda de 100 No se arrepentirán de comprar, lo recomiendo sin duda Saludos

Dejar comentario